Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.

Blog

Asociación Cultural Johannes Gutenberg / Boletin  / ¿Cómo aprenden a leer los niños del Colegio Johannes Gutenberg?

¿Cómo aprenden a leer los niños del Colegio Johannes Gutenberg?

Leer y escribir es uno de los aprendizajes más  esperados en el primer grado. En la primera semana de clases las maestras identificamos a través de una evaluación diagnóstica, el nivel de escritura en nuestros estudiantes de primer grado. Y ustedes dirán: ¿Esto es posible? – ¡Pues sí lo es!

Y es así como podemos tener una mirada general de lo que nuestros niños traen consigo en relación a la escritura. Es interesante ver cómo al querer comunicar sus pensamientos y sentimientos vuelcan todos sus conocimientos previos, ya que viven en un mundo letrado. “Ellos no utilizan objetos, ni escriben de derecha a izquierda”… ¡Usan letras! Que aunque no digan nada de  manera alfabética dicen todo lo que ellos quieren transmitir y no solo eso, sino que siguen un patrón de orientación ¡eso es increíble!

¿Qué tomamos en cuenta?

Les proponemos conocer palabras significativas, seguir la lectura de mensajes con sentido, textos cortos como rimas y adivinanzas, pero sobre todo el trabajo con proyectos es lo que más les motiva. Los proyectos, al tener una alta demanda de participación de los niños, hacen que el camino para escribir y leer sea placentero y necesario pues la intención comunicativa cobra real importancia. Cuando hablamos de “intención comunicativa” hablamos de usar la escritura con una finalidad con un sentido con un objetivo a informar o simplemente “escribir porque necesito comunicar”, no como quizás la gran mayoría hemos aprendido y dedicado mucho tiempo a “copiar” o “transcribir” de la pizarra al cuaderno sino que esto va mucho más allá.

¿Cómo lo hacemos?

Trabajamos con el método Global Silábico dónde se asume que la palabra es un todo, que a la vez hay unidades más pequeñas que son las sílabas y finalmente los fonemas que pueden ser consonantes y vocales.  Ellos pueden reconocer por ejemplo dónde está el nombre que identifica un producto o el nombre de un supermercado sin ser aún niños alfabetos. De allí la importancia de las “Caminatas Lectoras”.

Realizamos actividades de lectura con las rutinas que trabajamos en el aula  y que son significativas para ellos, como por ejemplo: “La agenda del día”,  “Actualizar cada mañana la fecha”, etc. Aquí trabajamos mucho la conciencia fonológica, es decir el sonido inicial y final de cada palabra.

Hacemos del aula un ambiente letrado, escribiendo y  colocando el nombre de los objetos y sectores. Esto se utiliza como un material de lectura para los estudiantes, por ejemplo si desean escribir la palabra “cuello” pueden dirigirse al sector de “cuentos” y relacionar el sonido inicial de cada palabra “Cu…ello” con “ Cu…ento” y seleccionar la sílaba que necesitan para ellos “construir” la palabra que desean escribir. Los niños utilizan para la construcción de palabras un material llamado “Micas Card”, que permite desarrollar en nuestros niños de primer grado, procesos más complejos como identificar, seleccionar, construir  y finalmente validar la palabra deseada a nivel alfabético.

Los mejores aliados… ¡los padres! Al inicio del año organizamos una reunión con todos los padres de familia para explicarles cómo será la metodología de trabajo y en qué pueden apoyar desde casa según el nivel de lectoescritura en el que se encuentran sus hijos que va desde pre silábico hasta el alfabético (en algunos casos).Hay recomendaciones específicas para cada grupo y en la experiencia vemos que sus hijos, nuestros estudiantes, disfrutan el reto de aprender a leer y a escribir porque lo hacen con INTENCIÓN DE COMUNICAR…pensamientos, deseos, sentimientos o simplemente porque desean como ellos dicen…”Hacer la lista del mercado y de lo que quiere comprar mamá”

Las Profesoras de Primer Grado

Betty Orellana, Sonia Gamboa y Noemí Castro

Traducir »