Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.

Blog

Asociación Cultural Johannes Gutenberg / Boletin  / ¿Cómo evitar que los matrimonios colapsen?

¿Cómo evitar que los matrimonios colapsen?

Ésta es una pregunta que muy a menudo nos hacemos al ver tantas familias que terminan separándose o divorciándose tan fácilmente, parece que fuera una nueva modalidad o una nueva opción que optan muchos hombres y mujeres en estos últimos tiempos, esto es una dura realidad. Esto nos lleva en Primer lugar a analizar las causas de porque esta realidad. podemos decir que una de las causas es la ligereza con la que se asume el formar una familia, no se toma en cuenta el significado de ¿Qué es una familia? Y lo que implica formar una familia, a esto se debe agregar la falta de madurez al elegir una pareja, muchas veces por emoción o la inestabilidad emocional (no saben lo que quieren) y de no conocer bien a la persona con la cual se piensa unir su vida, el hecho de no tomar en cuenta lo que implica la vida familiar y que se tiene que asumir con mucha responsabilidad y madurez.

La Segunda causa es la falta de una buena comunicación en la pareja, ya una vez unidos en pareja la falta de tiempo muchas veces por estar fuera de casa trabajando por el mismo hecho de querer cubrir su necesidades familiares, a la vez está la falta de confianza en la comunicación (la necesidad de ser verdaderos amigos sin secretos), en Tercer lugar está el aspecto económico, es una verdad que muchas familias sucumben o fracasan en el matrimonio, por la presión financiera, por no saber priorizar sus necesidades o no saber hacer un presupuesto y las deudas hacen que las parejas de esposos generen un mal estado de ánimo y por tal motivo una mala comunicación en la familia, esto lleva a un estado insostenible en el hogar y finalmente termina en una separación.

En Cuarto lugar la ausencia de Dios en la familia, el hecho de no considerar a Dios en la relación de pareja, es casi un hecho el fracaso de las familias, esto se debe a que en una sociedad donde ya se ha quitado poco a poco de los hogares, las universidades y colegios a Dios, van apareciendo nuevas generaciones que ya casi no saben quién es Dios, a eso le sumamos la influencia de los medios de comunicación y su manera de convencimiento a las nuevas generaciones, y esto lleva a una generación ajena y alejada de Dios. Las consecuencias de la separación de las parejas es que los hijos son los que sufren más, los hijos son los más afectados, una sociedad que se va perdiendo en la informalidad formando otras familias con otros hijos, hijos abandonados, hijos que crecen con resentimiento social y ausencia de valores morales y la ausencia de Dios.

Consejo: para que una familia perdure en el tiempo es importante empezar de las cabezas, es decir los padres de familia si no somos buenos esposos, no podemos pretender ser buenos padres. Para una buena relación en la familia es muy importante la buena comunicación, estimule el dialogo en casa, la amistad, la solidaridad (en la pareja) y luego con los hijos, trasmita valores en su hogar, no importa si afuera el mundo hace todo lo contrario. Algo muy importante que acotar es que una buena relación en la pareja y una buena relación en los hijos, será posible si Dios está en su hogar de manera práctica (relación con Dios) el guiara a usted y a su familia por el camino correcto, use la palabra de Dios y hable con Dios a través de la oración y comprenderá que el más interesado en la felicidad de su familia es Dios.

Helver Quiroz

Pastor- Teólogo

Traducir »