Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.

Blog

Asociación Cultural Johannes Gutenberg / Boletin  / Dina Gómez: Educando para la vida

Dina Gómez: Educando para la vida

Dina tenía 22 años cuando ingresó a trabajar a nuestra institución. Llegó con muchos deseos de servir y aprender. Durante los primeros años, trabajó y estudió para perfeccionarse como docente.

Como maestra de educación inicial, Dina estuvo siempre dispuesta a dar lo mejor. Ante sus alumnos cada mañana debía ser creativa, dinámica, amiga, compañera, moderadora, modelo de trabajo y en muchos casos, madre, lo cual le permitió acercarse a los niños y a los padres como guía de superación y desarrollo familiar.

Su carácter tenaz y cuestionador permitió que sus pequeños alumnos enfrentaran los problemas viendo la solución.

¿Qué podemos hacer? Era la pregunta que sus alumnos debían responder dando alternativas para resolver una duda o dificultad.

Sus compañeras de trabajo ven su labor como un modelo a seguir. Nunca se quedó conforme con un método de enseñanza, fue una de las primeras en abrazar el pensamiento filosófico que hoy es de inspiración del nivel inicial de nuestros Colegios Johannes Gutenberg. A pesar de la experiencia acumulada en todos sus años de servicio, siempre estuvo dispuesta a renovarse e incorporar nuevas estrategias pedagógicas, con el único deseo constante de dar lo mejor a sus alumnos y a Dios.

Ella nos dice: “Hay que pensar en el amor que tiene Dios hacia los niños y que ellos necesitan de nuestra ayuda para ver un mejor futuro. Muchas veces los padres no pueden formar en ellos valores ni hábitos. Esta carencia me impulsó a trabajar en todas las áreas de la vida de mis niños, no sólo en lo académico sino también en la parte social y espiritual, con el fin de que puedan ser ciudadanos responsables y principalmente, que conozcan a Cristo como su Salvador.

Al ganar experiencia en la docencia, uno se enfrenta a nuevos retos por cumplir, siendo el más importante, el educar para la vida, con el fin de que nuestros alumnos aprendan a afrontar las circunstancias y los problemas.

Tuve como alumno a un niño muy inquieto. Tenía muchas carencias, vivía con su tío pues no tenía ni madre ni padre.  Le costaba mucho estar atento y obedecer, cuando le advertía que estaba haciendo algo incorrecto me decía: -le voy a decir a mi tío para que te pegue-, siempre me retaba y era muy travieso. Un día comenté con los niños que me habían robado la cartera, pero lo que nunca pude imaginar como este comentario lo había marcado.  Varias semanas después, tuve que salir por la mañana y al despedirme, el niño se me acercó y me dijo -Ten cuidado Srta. Dina, para que no te roben otra vez, cuídate mucho-. Quede sorprendida de la forma tan espontánea en la que mostró su preocupación por mí. Me conmovió mucho, como un niño tan rebelde e inquieto podía estar interesado en mi seguridad. Este fue el inicio de un gran cambio en su manera de ver su entorno.”

Después de 42 años de servicio ininterrumpido como colaboradora y docente en nuestro Colegio Johannes Gutenberg de El Agustino, Dina dejó las aulas en diciembre de 2013.

Ella nos deja estas palabras de ánimo: “Como docente y colaboradora, lo que más me impactó es el compañerismo y la unidad entre todos.

Por eso, siempre debemos estar unidos. La unidad, la fidelidad, el compañerismo y el amor a nuestro Señor, nos van a llevar a cumplir con los objetivos, pues a pesar de las diferencias, nuestro trabajo en equipo traerá grandes éxitos.”

Todos los colaboradores queremos expresar nuestro agradecimiento por tu esfuerzo, empeño y trabajo denodado en tu servicio. ¡Siempre serás un modelo para cada uno de nosotros!

¡ Muchas gracias y que Dios te llene de bendiciones !

Traducir »